Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres

05 junio 2019 / By Publicado por

Cinthya Mendoza, asambleísta legislativa del partido Demócratas, Bolivia, habló sobre la urgente necesidad establecer una norma que proteja a las mujeres en la política o en la gestión pública en todos los países del mundo.

Cinthya Mendoza es una de las mujeres fundadoras de la Red de Mujeres UPLA, y expuso en la conferencia de la Westminster Foundation for Democracy ante más de 30 mujeres políticas de la región de los Balcanes sobre la importancia de tomar medidas concretas para frenar el acoso político contra las mujeres. Actualmente, en Bolivia, existe la Ley #243: “Es una Ley única en el mundo en la que se penaliza tanto el acoso como la violencia política hacia la mujer, con sanciones de privación de libertad de 2 hasta 8 años”, señala Mendoza.

Se trata de una ley preventiva y sancionadora. Si bien la Ley ya está vigente, aún no se ha logrado su total aplicación: de 180 denuncias registradas el 2018, sólo 1 se ha llevado a la justicia. Las demás acusaciones fueron desestimadas o ni quiera se han investigado. Según estadísticas, los casos de acoso y violencia reportados en Bolivia se generan entre compañeros de mismo partido; es decir, el que comete el delito resulta ser un militante del mismo partido que la víctima.

Óscar Ortiz, presidente de la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) y candidato presidencial para las elecciones presidenciales de Bolivia en Octubre, 2019; habla sobre la importancia de crear mecanismos de prevención, “tenemos que aplicar sanciones a la menor señal de violencia, a fin de evitar que se llegue incluso a la pérdida de vidas humanas. La violencia contra la mujer no es aceptable y debemos condenarla entre todos”, dice.

Por su parte, la asambleísta de Demócratas recalcó sobre la importancia de que se conozcan los contextos legales de la finalidad de la Ley, y que si bien es fundamental tener una norma que proteja a las mujeres en la política, los partidos políticos deben promover el respeto y la equidad de género.

Si bien se ha logrado una ley de paridad para los candidatos a legisladores, no ocurre lo mismo con cargos ejecutivos electos, ni tampoco con cargos ejecutivos designados. Al respecto, Ortíz asegura que la participación de la mujer es fundamental en la democracia del S. XXI. “Su liderazgo es indispensable para que construyamos nuevas sociedades donde realmente haya amplia participación y todos nos sintamos representados, integrados, incluidos y respetados. El compromiso de la UPLA es seguir apoyando la proyección del liderazgo femenino”, sostiene.

Finalmente, cabe agregar que es la misma Constitución Boliviana la que indica que la paridad es obligatoria en las listas de candidatos a legisladores en los 3 niveles del estado (Gobierno nacional, Departamentales y Municipales). Esto significa que, si la lista de candidatos empieza con un varón, su suplente deberá ser mujer, la segunda de la lista mujer y su suplente varón, así alternando hasta completar la lista.

About The Author

Publicado por

Leave a Comment
*Please complete all fields correctly