Elecciones dominicanas, aspectos a tomar en cuenta

05 junio 2016 / By Publicado por
Gracias a la Unión de Partidos Latinoamericanos, tuve la oportunidad de participar como veedor en las Elecciones Generales de República Dominicana, realizadas el 15 de mayo del presente año.

Desde mi arribo a la ciudad de Santo Domingo pude notar una gran campaña a favor del candidato a la reelección, el Presidente Danilo Medina, lo cual fue más evidente al sondear varios medios de comunicación locales que dedicaban su programación a promocionar la imagen del candidato oficialista; quien (como ya es común en nuestros países) anteriormente había promovido una reforma constitucional para optar nuevamente al cargo presidencial de forma continua.

La campaña de Danilo Medina tenía también una importante presencia en internet y las redes sociales. Al ingresar a distintas páginas o portales web, incluso de diferentes países, se veía propaganda electoral del candidato. Asimismo, al ingresar al Twitter aparecía como tendencia (promocionada) el hashtag #Danilo4AñosMás.

Ante esta contundente campaña oficialista, el sentir de los candidatos opositores era que competían en desventaja. Sin embargo, la polémica del proceso electoral se centró en torno a la decisión de la Junta Central Electoral (JCE) de implementar un sistema electrónico para el conteo de los votos. Esto generó susceptibilidades sobre los riesgos de manipulación de los resultados, razón por la cual los candidatos opositores se aliaron para exigir a la JCE la realización del conteo manual. Al final, se decidió aplicar ambos métodos.

El día de la elección, a pesar del retraso en la apertura de algunas mesas, el proceso electoral transcurrió con normalidad. Cada votante llegaba a su mesa de votación e introducía su Cédula de Identidad en un equipo que directamente señalaba si el votante estaba registrado en esa mesa. Luego debía colocar su huella digital en el mismo equipo para acreditar su identidad. El secretario de la mesa indicaba a los delegados de los partidos políticos el número bajo el cual el ciudadano se encontraba inscrito en la lista de votantes, para que puedan llevar un control de las personas que asistían a votar; algo que en Bolivia no sucede debido a que los partidos no tienen acceso al padrón electoral.

Además de los delegados en cada mesa, algunos partidos políticos o candidatos tenían fuera de los recintos una suerte de facilitadores o supervisores cuya supuesta función era colaborar a los votantes, pero en realidad se trataba de una manera de hacer campaña en pleno acto electoral, puesto que llevaban colgado la fotografía y nombre del candidato, colores y sigla del partido, y algunos tenían hasta la indicación de “Vote así”.

Una vez concluida la jornada de votación, se dio paso al cómputo de los votos que desde un inicio mostraron una cómoda ventaja del candidato a la reelección; lo cual se mantendría invariable, declarándose en consecuencia virtual ganador al Presidente Danilo Medina.

En base a esta experiencia, podemos destacar tres cosas:

1° El riesgo de que quienes postulan a la reelección puedan tener ventaja sobre aquellos que optan al cargo fuera del poder es evidente. Las razones de esta ventaja pueden enfocarse de una manera positiva como también negativa. Es decir, por ejemplo, por una buena gestión realizada por el candidato a la reelección o por la utilización de los bienes y recursos del Estado en la campaña, respectivamente.

2° Pese a que vivimos en la era de la revolución informática, la aplicación de las nuevas tecnologías no siempre resulta conveniente para algunos casos. Uno de ellos es confiar la decisión de todo un pueblo a una máquina o computadora. Es factible introducir el voto electrónico, como en los hechos sucede en muchos países, pero el conteo debe realizarse manualmente para que exista mayor fiabilidad sobre los resultados.

3° En lo que sí conviene utilizar las herramientas tecnológicas, es en brindar garantías para un padrón electoral transparente. La identificación del votante por medio de la huella dactilar es una medida que merece ser analizada como una forma de minimizar los riesgos de fraude electoral.

About The Author

Publicado por

Leave a Comment
*Please complete all fields correctly